Share

Vuelta por el Universo: 11 episodios sinfónicos

En esta nueva Vuelta por el Universo vamos a recorrer lo que fue probablemente el recital más complejo de Cerati, desde el punto de vista musical. En agosto 2001 Gustavo finalmente concreta un proyecto que tenía en mente hacía unos años: reversionar canciones de su etapa solista y también de Soda con arreglos sinfónicos y presentarlas al frente de una orquesta.

Descargar episodio #9
Suscribite al podcast: Apple Podcast / Google Podcast / RSS / Spotify
Escuchar todos los episodios de este podcast

Vuelta por el universo es un podcast producido por Tatiana Scorciapino para Rock.com.ar con un recorrido por la trayectoria de Gustavo Cerati.

Transcripción

Cuando el cuerpo no espera lo que llaman rock, ¿más sinfónico se vive? La verdad, no lo sabemos. En esta nueva Vuelta por el Universo vamos a recorrer lo que fue probablemente el recital más complejo, desde el punto de vista musical, de Gustavo Cerati. ¡Subite que empezamos!

Mientras te acomodás, te recordamos que podés escucharnos en Spotify, Itunes, Rock.com.ar o en tu plataforma preferida. Mi nombre es Diego, este podcast es producción de Tatiana Scorciapino y ahora sí, empezamos.

Contextualicemos: agosto de 2001, mientras la Selección de fútbol iba camino al récord de puntos en una eliminatoria, de la mano de Bielsa, y la convertibilidad empezaba a mostrar la hilacha, Gustavo grabó 11 Episodios Sinfónicos, re-versiones orquestadas de canciones de su etapa solista y también alguna de Soda Stereo.

Si bien fue se concretó ése año, la propuesta había llegado bastante antes, en 1996.

Gustavo Cerati: ‘Hace unos años, cuando estaba mezclando Comfort y Música para Volar en Chile apareció un personaje clave en esta historia, que es Diego Saenz. Lo conocí en esa oportunidad trayéndome para mostrarme un demo con unos arreglos de orquesta de un tema mío, en este caso fue ‘Pasos’, hecho por un director muy importante sinfónico de Canadá’

En un principio, la idea de Diego Sáenz era que Soda Stereo hiciera este recital en el Teatro Colón, pero ni las fechas del teatro ni las relaciones entre los integrantes de la banda le dieron el placer. A pesar de esto, Sáenz insistió y finalmente logró convencer a Gustavo, apelando a su costado más experimentador:

Gustavo Cerati: ‘hay un montón de dinámicas, que es lo que hace tan atractivo la posibilidad de hacerlo con orquesta. Justamente la dinámica de pasar de cosas muy ‘piano’ a momentos muy estridentes…. es un desafío para mi, que seguramente va a modificar muchas cosas en mi manera de ver la música’

Si bien Gustavo ya había trabajado con una orquesta en "Bocanada", esta vez el desafío era mayor. En ambos casos, estuvo respaldado por la dirección musical de Alejandro Terán:

Alejandro Terán: Empezamos a refinar un poco la estilístico. Él decía: ‘sí, que sea gótico me gusta pero que también tenga un elemento de luz, que no sea completamente dark y yo estaba bastante metido en ese universo como pesadillesco de las músicas de películas de terror y esas cosas. Hay un procedimiento sinfónico ya en el trabajo de Gustavo y Gustavo tiene muchas líneas en capas ¿no? Está la melodía principal, melodías de guitarra muy elaboradas que pasan por debajo, las líneas de bajo son muy puntuales’

Además de todo esto, Terán fue el responsable de los arreglos del disco, que fue mezclado completamente en estéreo y dolby digital 5.1, sistema que permite tener la misma sensación que tuvo el director de la orquesta.

Lo que el público iba a presenciar era un concierto completamente inusual, desde lo artístico, hasta lo estético. En escena iba a aparecer un Cerati en una faceta diametralmente opuesta a la conocida hasta el momento:

Gustavo Cerati: ‘Uno está acostumbrado como músico de rock a tener algún tipo de base detrás, ya sea la batería o simplemente la guitarra. Acá nos pusimos un poco dogmáticos con la idea, dijimos: ‘no va a haber guitarra’, solamente mi presencia, la parte vocal, la orquesta y nada más.’

Y así fue. Pero como Gustavo era una caja de sorpresas, no sólo salió al escenario sin guitarra: también lo hizo con un atuendo poco habitual y sus rulos recortados. Así contaban en qué se inspiraron para esto Pablo Ramírez, encargado de vestuario, y su amigo y peinador Oscar Fernández:

Pablo Ramírez: ‘La idea del tapado surgió por la necesidad que había de que él se sintiera protegido y acompañado; entonces un poco pensamos como que tenía que ir a la guerra, como tenía que defenderse y la idea era que fuera como un abrigo militar. Se usó el recurso de la pechera, del largo, del entalle. Y por un lado estaba muy presente la consigna que él venía del pop, entonces queríamos darle un guiño que tuviera que ver con esto y en eso fue la elección del material que la era tela de jeans’

Oscar Fernández: ‘Las chicas morían por el look de pelo corto que le dio la tapa del disco también de los 11 episodios sinfónicos; y en el momento de pensar en el look del teatro Avenida, era una responsabilidad bastante heavy porque era fuerte ponerlo a él en una situación totalmente distinta a la que siempre estuvimos acostumbrado a verlo’

Pablo Ramírez: ‘Hay un punto en la imagen de Gustavo, que él es de esas personas que manejan el tema del cambio de la imagen. Como que uno está acostumbrado a verlo a Cerati innovando en diferentes momentos, marcando nuevas modas, o adaptándose a nuevos estilos, corte de pelo, de formas de vestirse, formal - informal, tecnológico - retro. Entonces para mí creo que sí sorprendió el look, porque por ahí nadie se lo esperaba, pero gustó porque él es de esas personas que saben llevar lo que tienen’

Finalmente, el 6 de agosto de 2001 a las 22:02, Gustavo salió al escenario del Teatro Avenida, en el centro porteño, y durante más de una hora dejó atónito al público presente. La grabación del recital fue publicada el 22 de noviembre de ese mismo año, en un CD homónimo y en el 2003, se editó el DVD de la presentación, con tres canciones en multi-cámara, en las cuales el espectador puede elegir desde qué enfoque mirarlo.

Sin dudas, uno de los momentos más altos en la carrera musical de Gustavo Cerati. Es carrera que seguiremos recorriendo en la próxima Vuelta por el Universo. ¡Chau!