Share

Tomi Lago estrena su debut, el tango "Un guiño"

Pisando sus 30 años, Tomi Lago lleva tiempo cantando en bodegones, bares, centros culturales y milongas. Si bien su gran amor está en la raíz del tango, reconoce que sus gustos e influencias van desde Luis Miguel hasta Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Actualmente, también se desempeña como productor artístico de la escena under de la ciudad, sobre todo, en Espacio Simona.

"Un guiño" es un tango, que sin perder la impronta del género, está cargado de humor y amores inconclusos. Su letra narra la actualidad de esta nueva era: las relaciones 2.0. Las mismas se fusionan con la esquina y el café, con el bodegón y la argentinidad. En la canción se homenajea con un solo de fueye (bandoneón) al mítico tango "De barro", del compositor Homero Manzi.

El tema nació el día que Tomi conoció al cantautor uruguayo Joaquin Plada, con quien en ese mismo momento compuso, entre vino y cigarros, primer corte de su EP debut próximo a lanzarse.

El tema fue grabado y producido en el estudio de Guido "El Dog" Ruggiero, cantante y productor de Lo'Pibitos, y cuenta con la colaboración de Hernán Jacinto en el piano y los arreglos. El videoclip fue filmado en uno de los míticos bodegones de Colegiales: Lo de Julio. Fue producido y dirigido por el reconocido director Julián González Díaz, más conocido como Orco Videos, quien trabajó con artistas como Paulo Londra, Pablo Lezcano, Duki, Lali, Ca7riel y Paco Amoroso, entre otros.

Este es el primer lanzamiento oficial de Drop! Records, sello discográfico creado por el empresario Michel Pumar y el productor Guido Ruggiero. La apuesta del mismo es poner el foco en la estética audiovisual y lo artístico, ante todo.

¿Por qué la elección de cantar un tango como carta de presentación de tu debut musical?

Porque no hay mucho de eso y es nuestro: es nuestra carta de presentación musical en cualquier lugar del mundo. Hay tango en finlandés y tango en japonés, los argentinos y las argentinas no lo podemos dejar de hacer.

¿De qué manera conociste a Joaquín Plada y cómo se dio ese momento en el cual surgió componer "Un guiño"?

La compusimos el día que nos conocimos. La historia es linda porque él salía con una piba que me gustaba a mi y que luego terminó siendo mi novia durante 4 años. Después de separado y él ya con otras historias, nos volvimos a cruzar y, a pesar de que el mandato de masculinidad nos indicaba que nos teníamos que odiar, lo pudimos sortear y nos tomamos unos vinos con soda. Pegamos buena onda, me mostró una letra, la acomodamos, le hicimos la melodía y así fue.

¿Cómo fue volcar aquella composición tan espontánea en el estudio? Donde además, trabajaste junto a Hernán Jacinto en piano y arreglos, y bajo la mirada de Guido Ruggero, El Dog de Lo'Pibitos.

Ellos son dos grosos que admiro mucho y escucho mucho desde hace bastante tiempo. El crédito de organizar y volcarlo en el estudio es todo del Dog que armó las partes del rompecabezas.

El videoclip fue producido y dirigido por Orco Videos y retrata una fiel estética tanguera. ¿Cómo surgió la idea?

Surgió antes que la canción. Fue en un verano en la playa que dijimos de hacerlo con el Orco con quien, considero, tengo una amistad esporádica pero de cariño. Él tiene un método muy propio y tiene también un equipo de pibas y pibas en producción y arte increíbles. No podía fallar.

¿Pensaste en que a través de "Un guiño" podrías llegar a transmitir el tango a generaciones que tal vez no lo tienen tan presente?

Es uno de los objetivos, por supuesto.

¿Qué podés adelantarnos de tu primer EP próximo a lanzarse? ¿Con qué nos vamos a encontrar?

Con un sonido latinoamericano. Volveremos al tango seguro, pero desde México para abajo. En términos de producción de músicas es una fuente inagotable. Entonces, haremos canciones que recorran un poco esa tradición. Como no sé cantar distinto, el tango se va a sentir siempre por mi color de voz y por las letras, pero van a variar los sonidos. ¡Ojalá les guste!

Para cuando se reactive la escena musical, ¿qué planes o proyectos tenés en mente?

Es muy raro proyectar en ese sentido, pero sí puedo afirmar que no paro de imaginarme tocando con banda estos temas en vivo.