Share

Esenciales: "La gente del futuro"

Un inesperado hit del año '81. Miguel Cantilo lideró Punch, y pese al rechazo inicial, logró imponer esta canción del segundo disco: "La gente del futuro".

Olivos, Buenos Aires, año 1981

Miguel Cantilo es uno de los músicos más contestatarios del rock nacional de principios de los ‘70. Con su dúo “Pedro y Pablo” junto a Jorge Durietz, escribe canciones como “La marcha de la bronca” o “Apremios ilegales” de fuerte crítica al gobierno de turno, o “Catalina Bahía” con una connotación sexual que en ese momento escandalizaba a las mentes obtusas de las autoridades, especialmente a las eclesiásticas, y que fue censurada por pornográfica.

Esta actitud le significó entrar en listas negras, quedarse sin trabajo y decidir un exilio obligado, pocos meses antes del comienzo del Proceso de Reorganización Nacional. Primero emigró a Colombia y finalmente recaló en España, donde rápidamente formó el grupo “Punch”. Luego de casi dos años de tocar en España, se edita un demo con sus canciones en Argentina, el músico regresa al país con su grupo, y empiezan a presentarse en lugares chicos, con poca aceptación por parte del público. “Punch” venía con una onda new wave ‘importada’ de Inglaterra, que era desconocida en nuestro país y no fue bien recibida. La gente esperaba de Cantilo, la canción de protesta y una música más folk.

“Empezamos a tocar en lugares chicos para ir metiéndonos en el público de acá, pero la gente reaccionó ásperamente con nosotros, un poco por la música que hacíamos y otro poco por nuestra apariencia: tal vez nos confundían con una especie de conchetitos”, recuerda el guitarrista Enrique Gornatti.

Una tarde, Miguel está en la plaza de Olivos donde diariamente lleva a jugar a sus hijos y aprovecha para escribir, ya que no es fácil encontrar tranquilidad en su departamento con cuatro niños: “La letra completa de ‘La gente del futuro’ recuerdo haberla escrito en la plaza y luego terminé de corregirla en mi casa. En esos tiempos yo escribía las letras en unos cuadernos enormes de contabilidad, entre las columnas del debe y del haber, pues me resultaban muy cómodos para apoyar, sentado en cualquier banco de plaza. Eran mi escritorio itinerante”.

Alguno de aquellos viejos cuadernos de contabilidad, conserva partes de la letra que quedaron afuera: “Y dónde están ahora los existencialistas, se ahogaron en su charla y en sus humos de pipa. Y dónde están ahora todos los surrealistas, dormidos en su sueño de geniales artistas. Y en esta ciudad, quién roba la paz, y el aire de los barrios de unos años atrás?”.

La canción abre el disco “En la jungla”, segundo y último de “Punch”, que se grabó en 1981. La discográfica Zazam Records tuvo fuertes presiones de parte de jerarcas militares para no publicarlo, sin embargo se editó y lo presentaron oficialmente el 3 de julio en el Auditorio Buenos Aires. Para entonces Cantilo había vuelto a formar ‘Pedro y Pablo’, y Punch funcionaba como banda de apoyo del dúo. Los repertorios se mezclaron y eso ayudó a que las canciones de la banda formada en España fueran aceptadas por el público argentino.

Pero sería recién en 1982 cuando el grupo alcanza popularidad y empieza a ser aceptado. Paradójicamente, cuando eso sucedió, el grupo se disolvió y Miguel Cantilo siguió presentándose junto a Durietz, como Pedro y Pablo. “La gente del futuro” fue uno de sus hits.

Ficha técnica:
Autor: Miguel Cantilo
Intérprete: Cantilo y Punch
Músicos: Miguel Cantilo (voz, guitarra), Morci Requena (bajo), Enrique Gornatti (guitarra), Fernando Huici (teclados) e Isa Portugueis (batería).
Álbum: En la jungla (1981)
Duración: 4 min. 54 seg.

Letra

El tiempo se acaba
el siglo se va.
Frenética avanza
la era nuclear.

El grito de un hombre
se pierde entre mil
y nacen los jóvenes
del año dos mil.

¿Y dónde están ahora los geniales científicos?
Inventando la bomba de rayos pacíficos.
¿Y dónde están ahora los filósofos críticos?
Tiñendo sus palabras de intereses políticos.
¿Y dónde está el bien, debajo de quién?
¿A dónde hay un ejemplo que nos sirva de ley?

La crisis del hombre
es casi total.
Ve solo valores
en lo material.

Impone la fuerza
sobre lo sutil.
Su débil conciencia
se arrastra servil.

¿Y dónde están ahora los psicoanalistas?
Calmando la neurosis de los accionistas.
¿Y dónde están ahora los hippies pacifistas?
Peleando para mantener a sus familias.
¿Y dónde estás tú, famoso gurú,
ahora que se fueron y apagaron la luz?

Esta es la gente del futuro
y este presente tan, tan duro.
Es el material
con que edificaremos un mañana total.

No sirve de nada
clavarse un puñal,
llorando la carta
del tango fatal.

Tenemos que hacernos
un mundo mejor
porque éste está enfermo
y nosotros, no.

¿Y dónde están las ganas de vivir una fiesta?
No vale reprimirse cuando toca la orquesta.
¿Y dónde estará ahora aquel cantor de protesta?
Cantando a los gritos su nueva propuesta.
¿Y dónde estás vos, y dónde estoy yo?
Subidos a la música de rocanrol.

Esta es la gente del futuro
y este presente tan de apuro.
Es el material
con que edificaremos un mañana total.
Es el material
con que edificaremos un mañana
haremos un mañana
haremos un mañana total.