Share

Córdoba vivió una fiesta con El Kuelgue

El viernes por la noche unas dos mil personas pudieron disfrutar de una velada llena de buen ritmo, fiesta y alegría. La Plaza de la Música fue el escenario elegido por El Kuelgue para poder mostrar su inigualable talento en los diferentes ritmos musicales que presenta en cada show (desde el rock, el pop, la cumbia, el funk, el disco, la bossa y el reggae), y sobre todo sin perder la atención y la buena recepción del público.

Fotos: Fernando Liberal

Con un líder como Julián Kartun quien maneja la teatralidad, el humor y el baile a la perfección, tienen el ingrediente perfecto para el éxito. También hay que remarcar la magnífica puesta en escena, y el gran trabajo que hicieron con la iluminación y con las pantallas gigantes, las cuales fueron cambiando de colores y tramas de acuerdo con la canción que se tocaba.

La noche transcurrió por diversos momentos, haciendo un repaso a toda la trayectoria de la banda. Pudimos disfrutar de canciones de los discos Cariño reptil, Fierrin Lado A, Fierrin Lado B, Ruli, Beatriz, y del último álbum editado: Cuentito.

A las 21:30hs se dio inicio al show, y los primeros tres temas elegidos por la banda fueron Circunvalación, La fama y Ayer real. Con ellos pudimos apreciar el cariño y la euforia de los fans para con El Kuelgue, ya que cantaron, bailaron y ovacionaron a la banda en todo momento.

El repertorio siguió con los temas: Planeta Numir y La mirada (donde el tecladista Santiago Martínez hacia las partes de Julieta Venegas).

Muchas gracias, muchas gracias a ustedes, muchas gracias al equipo que también nos acompaña, muchas gracias a la gente de la plaza de la música y a esta ciudad increíble que siempre nos recibe tan bien. Esperamos estar a la altura más o menos. Con el tema siguiente me pongo un poco del lado del escalofrío porque es una canción para los ancestros, nacida y criada en la pandemia pensando que de alguna manera todo presente iba a ser así, y no íbamos a poder salir... la siguiente canción va para ustedes”, nos decía un emocionado Kartún cuando le daba pie a Altos vuelos. Al homenaje a los ancestros le sucedieron Pixiana y Jimena.

La sorpresa de la noche

“Hay sorpresa para la recepción cordobesa. Y hay sorpresas también para el año que viene, pero no voy a spoilear nada por ahora (suponemos que es la salida del próximo disco, el cual la banda se encuentra grabando). Ahora vamos a hacer una canción muy bonita que no nos pertenece, y que es del señor Alejandro Lerner. Algunos la conocerán otros la estarán buscando ahora mismo en La Cuerda...”, comunicaba el frontman para dar comienzo a la versión del tema Dame, el cual se hizo famoso por la interpretación que hizo Luis Miguel en su disco Nada es igual.

Pasada la media hora de show, la fiesta siguió con un increíble medley de las canciones Roma, Wonderboy y El paraiso de los perros. La recepción de éste fue ver acogedora, toda la plaza se pasó cantando las estrofas con total alegría. Retomaron la grilla con los temas Si no te vas, Cariño reptil, Natación, Parque acuático, Bossa & People, En avenidas, Por ahora y Clonasepan.

Llegó el momento de sacar al Mono

Julián se paró frente al escenario y como buen maestro de ceremonias nos comenzó a relatar: “Hay buenas noticias; el hombre viene de la evolución del mono. Me acaban de avisar. Y bueno lo que estamos haciendo acá de alguna que otra manera es a partir de esa evolución. Y una parte de nuestra propuesta de El Kuelgue es que saquemos nuestros monos de adentro. Y es una buena noche para hacerlo. Cuando diga mostrame tu mono, que lo voy a decir en inglés, saquen sus monos... Van a disfrutar de un momento donde van a sacar su parte más primitiva en este viernes en la Plaza de la Música”. Gritó Show Me Your Monkey y al ritmo de la música todos comenzaron a saltar y a sacar sus primates de adentro. Mientras que el cantante bailaba de punta a punta del escenario al son de las trompetas.

El cierre de una noche llena de fiesta

Eran casi las 23 cuando las canciones Gondola y Chiste fueron las encargadas de ir avisando que se acercaba el final del show. Los fans exaltados no dejaban que la banda se retirara mientras arengaban con el famoso canto “una más y no jodemos más”. Mientras Kartun nos decía: “Nos vemos en la próxima muchas gracias. Ahora sí nos vamos despidiendo y quiero agradecerles a todos. Gracias a la Plaza de la Música y gracias a la gente que le puso toda la onda” a medida que se iba cantando.

La banda volvió por última vez al escenario, y lo hicieron cantando a capela la estrofa “Una solución fugaz es creer en el Señor / Tienes que rezar cada día /Y sacrificarte por / El Señor que esta noche te bendice / Y tienes que sufrir por Él cada noche / Dios”, luego los músicos comenzaron a tocar los acordes de Cristo es Marquitos Di Palma. Finalizando el tema Julián no dudo en agregar su impronta demandando: “hay separar a la Iglesia del Estado, los asuntos separados; a ver si nos organizamos todos y sacamos a la Iglesia del Estado” nos gritaba con fuerza. Dando por finalizada una velada donde todo fluyó, para que todos los espectadores sintieran ese Groove intenso, esa necesidad de moverse a partir de la buena música.



Ver esta publicación en Instagram
Una publicación compartida de Rock.com.ar (@rockcomar)