Share

Rodrigo Manigot

La canción del perdón

El rumor de una voz anterior a mi voz
no me deja dormir,
me hace poner en pie.
Esta voz, que es igual
a mi respiración,
hoy ha abierto el corral de lo que me callé,
me dicta estos versos tristes
del daño que yo te hice,
mi voz extraña escribe
la canción del perdón.
Siempre la crueldad
tiene un sucio delay,
lastimás a quien te hace bien.
Como vos me decís
la palabra perdón
tanto la malgasté
que al final la vacié.
Y esta voz, que es igual
a la que suelo usar
cuando escribo y también
cuando bebo de más,
me dicta estos versos tristes
-dolores que no prescriben-,
mi corazón escribe
la canción del perdón.
Siempre la crueldad
va a golpear por error
a gente de buen corazón.