Share

Madreselva

Helen

Si alguna vez miraste fijo algún lugar
durante horas sin hablar
y te diste cuenta que no eras vos mismo

Si alguna vez tocaste fondo del dolor
y nadie te hizo ni un favor
y te diste cuenta de que estabas sola

¿Qué verdad se necesita
para que aunque todo esté tan mal
vos te rías igual?

Si alguna vez quisiste tanto que el amor
te hundió el colmillo hasta el riñón
y te diste cuenta que el dolor existe