Share

La Beriso

Lo olvido

Ni siquiera me dejó la mirada del adiós.

Eran noches sin secretos
eso era amor en los huesos
y todo lo olvidó
yo era la luz de sus ojos
y era el agua del arrollo
y todo lo olvidó.

Ni siquiera me dejó la mirada del adiós
se llevó de mi colección de mis sonrisas, la mejor.

En las noches fui su estrella
y hasta la luz de su vela
y todo lo olvidó.
Prometió hasta lo prohibido
me dio cita hasta en su olvido,
y todo lo olvidó.

Ni siquiera me dejó la mirada del adiós
se llevó de mi colección de mis sonrisas, la mejor.