Share

Prandi

Sed

Sé que algo hay, presiento va a estallar,
sé mueve en mi cabeza un tal vez.

Quizás pueda pasar si alguien te pisa más,
te pueden matar.

Ya no hay nada.

Nada más queda, solo mirarte, nada más.
Solo buscarte, casi encontrarte, nada más.

Aplastada a mil manos, entregando todo y más,
empiezo a desconfiar hasta de mí.

Un ruido me detiene anunciando lo peor
Se acerca el momento de escapar.

Ya no hay nada.

Nada más queda, solo mirarte, nada más
Solo buscarte, casi encontrarte, nada más.

Basta con explicar que mi sombra ya no está
Y que la vida se resbala por mis ojos desapareciendo.