Share

La Sed

El error

Tengo una maestra que me enseña a ser perverso y feo
no desde el cinismo, sino desde el miedo y el vacío
(mi secretito es nunca comparar
la razón de la forma con las trampas del azar)

y no hay nada que perder, ni nada que entender

tengo una maestra que me enseña a ser un asesino
con mucha elegancia, con discreto y sucio erotismo
(mi secretito es dar por hecho
que no hay nadie acá que respete mi nariz de payaso)

y es verdad que se siente una prisión esta canción,
pero es así, estamos sometidos a hacer la historia tras barrotes
y no hay pasión que no sea una excusa para hundirse más,
ni hay ninguna salida que no signifique enterrar una mentira

yo nunca quise ser perverso y feo,
yo nunca quise ser un asesino
yo nunca quise ser el enemigo pero

tengo una maestra que me impone ser tu sucio espejo,
irónica maestra que te ciega al ver tu fiel reflejo

y no hay nada que perder, ni nada que entender