Share

Manuel Wirzt

Cuando el amor se acaba

No te voy a mentir, no te puedo decir,
las palabras que quieres oir ya no están en mi boca.
No te puedo engañar, ni voy a simular,
yo te doy lo que soy, lo mejor, lo peor, lo que tocas.

Una vez un lugar, una forma de andar,
por la vida nos hizo cruzar y no vimos mas nada.
Y el destino al final nos dio el bien, nos dio el mal,
nos quebró el corazón, nos quitó la ilusión y las ganas.

Cada vez que te vas, cada vez que me voy,
nena ya no llores por nada.
Siempre habrá otra oportunidad cuando el amor se acaba,
porque siempre habrá otra oportunidad cuando el amor se acaba.

Aún quedándome aquí estoy lejos de ti,
la distancia y el tiempo hicieron mas tristes las cosas.
Ya sabemos que así no podemos vivir,
y aunque duela esta herida habrá que terminar de una vez.

Cada vez que te vas, cada vez que me voy,
nena ya no llores por nada.
Siempre habrá otra oportunidad cuando el amor se acaba,
porque siempre habrá otra oportunidad cuando el amor se acaba.

Ya se que en cada adiós, se rompe un corazón,
se pierden los que vuelven a empezar de nuevo como ayer.
Cada vez que te vas, cada vez que me voy,
nena ya no llores por nada.

Siempre habrá otra oportunidad cuando el amor se acaba,
cada vez que te vas, y cada vez que me voy,
nena ya no llores por nada.

Siempre habrá otra oportunidad,
es que siempre habrá otra oportunidad,
porque siempre habrá otra oportunidad cuando el amor se acaba,
cuando el amor se acaba.