Share

Manuel Wirzt

No me digas que no

Un gesto amable no cierra heridas,
ni es menos triste la despedida,
un beso puede ser mejor que nada,
pero por favor no digas ya una palabra.

Tus pasos siguen por donde voy,
y huele a ti siempre donde estoy,
necesito alejar tu recuerdo de mi,
y sólo consigo llevarte conmigo y así ya no vivo.

No me digas que no,
que no piensas volver a mi
sería imposible vivir así,
no puedo aceptarlo.

No me digas que no por favor,
libérame de esta prisión,
no me digas que no.

Haremos real esa fantasía,
de que el amor triunfa en esta vida,
y que nuestra ilusión será salvada,
pero por favor no digas ya una palabra.

No me digas que no,
que no piensas volver a mi,
sería imposible vivir así,
no puedo aceptarlo.

No me digas que no por favor,
libérame de esta prisión,
no me digas que no.