Share

Pedro Aznar

Domingo de verano

Domingo de verano
Allá es invierno y hay inundación
Domingo de verano
No vive un alma en el calor
y vos te vas muriendo acá en la mía

Largos los días del verano
y tan fugaz arena entre las manos
hasta los pájaros se guardan de la luz

Domingo de verano
Allá los tiernos brotes se asomarán al frío
Domingo de verano
No queda un gramo de mi amor
las lágrimas lo pesan cada día

Largos los días del verano
y tan fugaz arena entre las manos
hasta los pájaros se guardan de la luz
Tantos los días en las manos
fugaces pájaros que guardan el verano
como una arena de cenizas del azul.