Share

Lisandro Aristimuño

Lisandro Aristimuño nació en Viedma, Río Negro, y se instaló en Buenos Aires desde 2002. En aquel entonces, el joven solista comenzó a sorprender a través de sus canciones con vientos del sur, extensiones húmedas de colores y paisajes humeantes, fusionando en su estilo ritmos folklóricos, efectos electrónicos y un particular instinto pop.

La opinión le dio el visto bueno a su primer disco "Azules turquesas" (2004), que fue editado por el sello independiente Los Años Luz, y lo ubicó entre los 50 mejores del año. También fue artista revelación en las revistas Rolling Stone e Inrockuptibles, y finalista de los Premios Gardel en el rubro Folklore Nuevas Formas.

Lisandro junto a su banda conformada presentó "Azules turquesas" en diversos lugares como el Teatro San Martín junto a Kevin Johansen. En 2005 editó "Ese asunto de la ventana", de nuevo por medio de Los Años Luz, y volvió a ser reconocido por la prensa. El álbum se presentó en dos shows a sala llena en La Trastienda, teniendo como invitados a Kevin Johansen y Mariano Fernández, voz de Me Darás Mil Hijos, quienes también participaron en la placa.

El sureño realizó, en 2006, una gira por España, llevando las canciones de sus dos discos en un formato acústico. Pasó por Madrid, Vigo, Oviedo, Salamanca y Alicante, abriendo los conciertos del músico español Iván Ferreiro. La invitación por parte del mismo Ferreiro surgió cuando los músicos se conocieron participando de la experiencia del Laboratorio Ñ, documental organizado en España acerca de la composición en conjunto entre músicos españoles y argentinos.

Un nuevo disco creado en la intimidad de los estados de la fiebre con canciones que mantienen su vínculo con el folklore, el pop y la electrónica con melodías y letras surgidas en días de alta temperatura, conformar el tercer álbum de Lisandro Aristimuño. La nueva obra de se llamó "39º" y tuvo como invitados de lujo a Liliana Herrero, Cristobal Repetto y Mariana Baraj.

El músico y productor artístico autodidacta oriundo de la Patagonia marcó su personalidad e identidad musical. Desde la autogestión obtuvo varias veces el Premio Gardel y fue nominado a los Grammy Latinos, además de ser distinguido, en 2015, por el Gran Jurado de los Premios Konex como una de las cinco mejores figuras de la última década de la música popular argentina en la disciplina canción de autor.

Es considerado uno de los artistas más originales, versátiles y viscerales, admirado por la crítica especializada y sus colegas. En su obra fusiona sonidos electrónicos, instrumentos acústicos, programaciones y arreglos de cuerdas. Siempre inquieto, sus presentaciones en vivo tienen la singularidad de versionar sus canciones otorgándoles una nueva sonoridad.

El artista viedmense recorrió varias veces la Argentina a sala llena y se presentó en España, Uruguay, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Brasil y México. Su canción "El búho" integró la banda de sonido de "Tetro" (2009) la película de Francis Ford Coppola. Además condujo el programa de radio "Ese asunto suena raro" durante cuatro años por FM La Tribu.

Lisandro ofició como productor artístico de Liliana Herrero y Fabiana Cantilo, entre otros músicos con los cuales colaboró como compositor. Desde sus sitios oficiales realizó el servicio M.S.F.L (Música Sin Fines de Lucro) para dar a conocer y acompañar la obra de nuevos compositores.

Tras un disco doble en 2009, en 2012 llegó "Mundo anfibio" que nuevamente contó con la colaboración de figuras como Ricardo Mollo, Hilda Lizarazu y Boom Boom Kid. Luego, su placa "Constelaciones" (2016) fue distinguida como uno de los discos más importantes del año.

En 2013 fue nombrado ciudadano ilustre de la provincia de Río Negro y en 2017 de la ciudad de Viedma. En el mismo año Lisandro abrió el concierto de Sting en el Hipódromo de Palermo y participó del festival Lollapalooza Argentina antes de la banda que dio cierre a la noche: The Strokes. La gira de "Constelaciones" continuó por Mexico, Chile, Uruguay y Argentina donde se presentó por primera vez en el estadio Luna Park.

En 2016 fue uno de los representantes por Argentina en el homenaje a Alfredo Zitarrosa que se realizó en el estadio Centenario de Uruguay, con más de 10 mil espectadores presentes. A lo largo de su carrera fue productor artístico de sus álbumes y en 2009 fundó su propio sello: "Viento Azul".