Share

Eterna Inocencia

La radio comunitaria

La radio comunitaria
Nos mirábamos
cuando desde lo alto de un edificio
yo podía ver las luces
Brillando
al otro lado del río
corrían mis compañeros
resguardando transmisores
En la noche de Montevideo
las estrellas nos susurran
lo que la radio a veces no puede
porque algunos
creen que el aire que respiramos
les pertenece
Nos carteábamos
mucho tiempo antes
de que los mismos
que hoy no quieren radios libres
nos pretendieran imponer
su nefasta forma de ser
intentando alejarnos
de las guitarras negras
En la noche fría de Las Piedras
las estrellas nos susurran:
“Tranquilo hermano
Fabián te protege
Salta muros
Defiende el aire
Que la radio sea independiente
O no sea”