Share

Federico Wiske

La llama universal

Cerca del camino voy a estar
Silbando bajo, para variar
Las costumbres de los domingos
Juntando calma, para observar

Caen las hojas en otoño
Cae la luz desde el cielo
y sube el calor
Cuando el sol se acerca

Descansando junto a aquel árbol
Encontré en sus frutos, el placer
Voces y visiones van volando
Cerca del río, para beber

Las pequeñas cosas bellas
Son aquellas que en el tiempo
Siguen dando luz
Y una señal, en la oscuridad

Abro los ojos es todo un sueño
Y lo ordinario, no es normal
Cada segundo que pasa, siento
Es ésta llama universal

Vuelvo mi intención al cielo
Y pongo amor en cada estrella
Y quiero conservar
El calor, de su luz