Share

Jóvenes Pordioseros

Ella es mi sombra

Estoy mirando la casa vacía,
el silencio de mi habitación,
recuerdo tu voz, que decía:
“Nunca me dejes, mi amor”.

¿Por qué te vas?
Quedate una noche más.
¿Por qué te vas?
“Nunca volvés a casa a dormir”, decía,
y no la quise escuchar.

Ella es mi sombra, ella siempre está.
Ella es mi sombra, ella...

Sobra una almohada, la cama es muy grande,
la ropa que no se llevó.
Voy a enfermarme, tomando,
esperando que llame y nunca llamó.

¿Por qué te vas?
Quedate una noche más.
¿Por qué te vas?
“Nunca volvés a casa a dormir”, decía,
y no la quise escuchar.

Ella es mi sombra, ella siempre está.
Ella es mi sombra, ella...

Ella es mi sombra, ella siempre está.
Ella es mi sombra, ella...
Ella es mi sombra, ella siempre está.
Ella es mi sombra, ella...