Share

Diego Torres

De tu lado

No la discuides,
esa flor necesita calor,
porque cuando elegiste su aroma,
hacia el cielo miró.

Todos ansiamos
una luz que acaricie la piel,
una voz, una mano
que te ayude a crecer.

No te preocupes
si del camino no ves el final,
aquí estoy, de tu lado.

Cuando me pierdo
el destino se apiada de mi
y se enciende fugaz un recuerdo
que me ayuda a seguir.

No te preocupes
si del camino no ves el final,
aquí estoy, de tu lado.

A veces los sueños
dicen la verdad,
aquí estoy, de tu lado.