Share

La Mosca

Tranquilo Venancio

Vamos, vamos Venancio seguime
que hoy bailan los muertos.
Vamos, vamos Venancio morite
y viví de recuerdos.

Ella tenía el borrador
del mapa de mi corazón
y eso no era saludable.
Cortó las flores del jarrón.
Se enamoró del que no soy
y terminó desconsolante.

Hizo promesas en el bar,
mintió, lloró y me amenazó
hasta cansarse.
Después huyó sin dirección.
Se muere hoy, mañana no,
y está que arde.

Ella tenía el borrador
y yo perdí el original
de mi pasado.
No tenía ni noción
a que profundidad buscar
mis sentimientos.
Entonces me empezó a clavar
puñales curvos al azar
pa’ lastimarme.
Fue cuando la desconocí,
me fui a la calle y me perdí
en un candombe.