Share

Los Culpables de Todo

Encerrado

Sufro encerrado por estar despierto.
De mi no hicieron más que un infierno.
Lavo mis ojos con lavandina
en un psiquiátrico de la Argentina.

Me atan con cables y me dan sedantes.
"No maté a nadie", les grito a farsantes
una y otra vez.

Mis familiares nunca aparecieron
y yo con mi amiga la camisa de fuerza.

Digan que van a hacer
conmigo y los demás
científica-mente hablando de los locos
que no son tontos ni sordos.

Locura es convención
más loco estás vos
que mandaste a tu hijo a la guerra
creyendo que el patriotismo era tu elección.

Ahora me siento muy bien en el loquero.
La mente tranquila y el cuerpo no.