Share

Luxuria

Vísperas del precipicio

Simplemente dejo de soñar, mis ojos ya no son los mismos.
Frases rotas marcan el compás, la vida es el futuro injusto.

Hombres de más...
Hambre de más...

Cuando la vasija donde oculto tu miel se destroce sobre lo que llaman crecer, no habrá razón alguna para volver a ser...

Frágil como el vidrio de los ojos de Dios, que aunque no sea humano simplemente está en vos.
La belleza interna no me alcanza esta vez, mi hambre de venganza empieza por vos...
Empieza por vos...

Todo es tela del mismo disfraz...
Que tan solo debemos quemar...
Hoy el mundo quiere cambiar...
Esta era no alcanzará...

Judas ríe de nuestra ambición, el Cristo sangra y nadie llora...

Cruces de más...
Sangre de más...

Cuando tus palabras ya no pueda entender y nuestro horizonte se destiña también, ya no habrá motivos para seguir de pié, el mundo se derrumba y yo muero con él... mi alma muere con él...