Share

Pelvis

Doce horas en un garage

Es de madrugada, voy entrando en el andén,
leyendo las noticias, el mundo está al revés:
Ladrones, asesinos, amenaza mortal,
y yo paso mis días trabajando en un garage.

Doce horas en un garage,
doce horas en un garage,
nadie me dice nada, ni se acuerda de mí,
entregar mil motores solo para subsistir.

La izquierda y la derecha disputandose el poder,
pastores visionarios alquilandome la fé.
Políticos sonrientes que no me hacen comprender
porque nunca me alcanza para pagar mi alquiler.

Doce horas en un garage...etc.

Oh, do..! Do..! Doce horas en un garage,
Oh, do..! Do..! Doce horas en un garage,
Soy grasa de automóvil, soy carne de cañon,
soy el que le roba el Cadillac a su patrón.