Share

Ariel Leira

Policiales

Hay un perro en la vereda
que le orina el pantalón a una señora
una piba un tanto grande
que se agacha y se le ven todas las lolas
hay un juez que colecciona
medibachas de nenitas
y un enfermo enamorado
de un cura un poco marica.

Hay un pibe comadreja
que es un poco coquetón y que se deja

una prosti que está flaca
y se la pasa todo el día tomando pepa
un doctor que está en la transa
y llora sueldos de miseria
y un gatito que caparon
porque se le alzó a la dueña.

Le pegaron diez balazos
a la abuela del papá de una vecina
le dejaron un regalo en la barriga
a Dorotea y a su amiga
encontraron en la casa de una monja cocaína
la guardaba bien atrás del horno de la cocina.

Y yo me río de todo lo que pasa
y yo me río de todo lo que pasa
me río, me río
y no puedo dejar de reír.

Y lloro, lloro por todo lo que pasa
y lloro, lloro por todo lo que pasa
lloro y me río
y lloro, y no puedo dejar de llorar, de reír.