Share

Ariel Leira

Una herida

Solo tu amor pudo aguantar
tanto misterio y tanta piedad
parodia enloquecida
donde todo fue una herida
exagerada, pero al fin una herida.

Ni me di cuenta que tanto mal
te estaba haciendo y era fatal
perdido por perdido y aturdido
nunca me entregué al olvido
y te salí a buscar.

Y entonces sin un gesto de reproche
y llorando me dijiste "vamos"
lo cierto es que después
cargados de dolor
nos fuimos inseguros del amor.

Cómo volver, cómo llegar
dónde te puede mi alma encontrar
cansada estabas del dolor
yo lo sabía y no hice nada
y ahora quiero devolverte el corazón.

Y entonces fue creer en los milagros
y llorando yo te di las gracias
y un pibe que pasó
no sé si no era Dios
selló la noche y luego se marchó.