Share

Alan Sutton y las criaturitas de la ansiedad

Por casualidad

Fue por casualidad
que el esperma de papá
llegase en primer lugar
y fuese a mamá inseminar.

Y por obra del destino
dicen que soy argentino
y por ende formadito
cantando el himno nacional.

Oid mortales el grito sagrado!
Yo no me quiero morir nunca.

Todo lo que consumí,
tantos filmes y cd’s,
son las pantallas que cubren
mis ojos y a mi
Fue aleatorio el desayuno,
Vivo en el siglo 21
y todo lo que sé
me lo cuenta Internet.

Y estoy volviéndome loco
y a quien le importa.
Estoy pidiendo licencia
de mi cuerpo y esencia
para verte a vos bailar,
verte reírte de la idea de un final.

Pareciera fácil cuando
vos llevás el timón.
El tiempo no pasa
y yo puedo volver a empezar.

Yo no me quiero morir nunca.

Y hoy camino una ciudad
que pudo ser cualquier ciudad
y recorro las calles
que pudieron no estar.

Y yo que estoy pero no estoy
mejor voy diciendo adiós,
no vaya a ser que me lleve puesto un auto y me voy.

Estoy volviéndome loco
y a quien le importa.
Estoy pidiendo licencia
de mi cuerpo y esencia
para verte a vos cantar

La luna me hace soñar
y me hace ver que yo estoy
enamorado del mar.