Share

Feli Colina

Solo

Quizás no vuelvas hoy, latente sin razón, como siempre. Quizás no duermas hoy sabiendo que soy yo el fruto de tu vientre. Cuando abro el cajón donde guardabas vos tus pretendientes. Y ahora quedo yo peleando contra todo un mar de gente, y queman como ayer los besos que me diste en la frente. ¿Y que será de mi cuando borre tus rasgos de mi mente? ¿Y que será de mi cuando esta situación me atropelle?. No vuelvas hasta mi, con este, tu calor de madre ausente. No quieras remediar tu raciocinio tan adolescente. Y apártate mujer, olvida ya a tu niño abandonado. Conviértete en rehén de todo el mal que vienes provocando. Y ahora se para ahí, y cree que no hay luz, iluminando a todo el mar de gente.