Share

Feli Colina

Alondra

El sueño se cansa de escuchar tu voz, se hace alondra el río, y el frio da temor. La niebla no te deja ver hacia donde voy, la gacela es libre cuando duerme el león. Y el galáctico ser, estando solo, se siente tan bien. Y las horas corren más rápido que vos, sangran los relojes cuando aparece el sol. Confundís a la luna con tu eterno temor a que el león despierte furioso contra vos. Y el galáctico ser, estando solo, se siente tan bien.