Share

Las Cabezas brutas

Negro el mundo

Mientras veía cómo sangraba la mitad de mi brazo/ me acerqué escupiendo gas, por todo el corredor

Tropecé y quedé acostado, acodado en la barra/ mi nuca se congeló, el mono me miraba

La huída comenzó a las cinco de la mañana/ nadie se quiere acordar del cuento que nos contaba/ de cómo alguna vez, alguna vez fue millonaria/ la fortuna la perdió cuando se puso a contarla

Hoy mi cocina estalló y yo aún no digo nada/ estoy esperando al mono que me traiga unas palabras/ escuchame, ¿me escuchás?, ¿me escuchás lo que te digo?/ a ver, dejame hablar, no vos ni yo somos amigos

Negro el mundo, el mundo negro, me dí cuenta recién/ esa estrella, aunque esté buena, hoy no te lleva a Belén

Voy reptando por la calle, sin querer llegué al andén/ ella necesita bailar, yo la necesito tener