Share

Malón

Triste funeral

Mi mente inquieta la calma no puede encontrar
Con tanto barullo que ya no puede manejar
El mundo pesado, ella no quiere cargar
Mi mente sencilla sólo busca su identidad.

Su capricho es poderse liberar de la imposición del mundo real.

Espacios vacíos, figuras de la actualidad
Mi mente perpleja no puede dejar de pensar
De lo que pretenden podrían dejarse de hinchar
Mi mente se tapa, y no la podrán alcanzar.

Su capricho es poderse liberar de la imposición del mundo real.

Al fin partió el triste funeral, tu puño vencido que me quiere apretar
Al fin partió el triste funeral, tu puño vencido que me quiere apretar.