Share

Iván Noble

Frankenstein

No me digas nada, calavera:
otra vez te fuiste al pasto
otra vez a desfilar
por entre burbujas y nostalgias
a hacer guantes con la noche
sin el protector bucal…

Merodeando faldas y parrandas
archiduque de resacas
melancólico serial.

Lánguido guardián de un cementerio
de corpiños olvidados
que nadie pasa a buscar…

Y es que estás más roto que Frankenstein
vos estás más roto que Frankenstein
porque estás más roto que Frankenstein
y nadie va
a arreglar tu dolor
nadie va
a coser tu dolor.

Yo no sé si es tonto o estupendo
tomarse la vida en serio
descorchar por descorchar.

Pero como dice mi abuelita
“Para de pensar un poco
que te vas a lastimar”.

Cuando el diablo venga a pasar lista
vos no te pasés de listo
y abrígate el corazón.

Los tenés cargados de tristeza
hacen noche en tus ojeras
y entran siempre en tu estación.

Y es que estás más roto que Frankenstein
vos estás más roto que Frankenstein
porque estás más roto que Frankenstein
y nadie va
a arreglar tu dolor
nadie va
a coser tu dolor.

Vos estás más roto que Frankenstein
Y es que estás más roto que Frankenstein
porque estás más roto que Frankenstein
y nadie va
a arreglar tu dolor
nadie va
a coser tu dolor.