Share

Los Animales

Los Animales bien podrían usar su nombre como descripción de la energía que despliegan en cada una de sus canciones. Formados en Merlo (Buenos Aires), las cinco cabezas de esta banda circulan por el punk, pasando por el rock, pop y hardcore. Justamente por la cuestión de los géneros tiene que ver el título de su primer disco al que llamaron “Punk?”.

Punk? Solo punk? Al igual que The Ramones, Los Animales toman como punto de partida el punk sin ser puristas, combinándolo con otros géneros. Las doce canciones de este debut se ubican en el centro y disparan a cualquier lugar. La fuerza ya se nota desde el inicio con la batería en “Para soñar”, un grito de independencia y libertad. “Nena ya no vuelvas” se acelera aún más mientras relata un mea culpa y un pedido, el mismo que hará luego en “Mil veces” a la misma velocidad. En “Soberbia” ya se notan cambios al incorporar algunos elementos pop que no le quitan la esencia a la banda, y en “Distinta que ayer” se vuelven más agresivos lamentando una pérdida. “Susurros del Tucumán” vuelve a la senda netamente punk, mientras que en “Acepto mi derrota” y más adelante “Constantino” van más allá y recurren al hardcore violento. “Cortar y sangrar” puede ser considerado como un tema de la “vieja escuela” del punk con aires actuales. “Nos perdimos en el tiempo” también vuelve pero al pop punk, “Así te quiero” invita a seres poco convenientes a bailar “al compás del trompadón”. No hay mucho que aclarar. Finalmente, “No me mires así” es un tanto melódico sin dejar la distorsión de lado. Un buen primer disco que aleja los prejuicios de una banda del género y ofrece una alternativa convincente. Los Animales responden esta y cualquier otra duda.