Share

Vía Varela

La consentida

La negra llora por caprichosa
No lo puede evitar,
La pobre engrana por cualquier cosa
Todo le cae mal.....
Se hunde en su congoja
Y no quiere ni hablar
Los ojos en las baldosas
Intentando escapar.......
La más mimada de la mamona
Es la niña menor
Con sus antojos y sus rabietas
Te saca el buen humor.......
Sostiene su dura mueca
Y no puede aflojar
El nudo de su careta
Por miedo al bienestar......
La consentida esta dormida
Y parece reir,
Extrañamente está evocando
Algún día felíz.....
La negra sola está fastidiosa
Nadie la fue a buscar
Para ir al baile o a las carrozas
Aunque se aburra igual....
Se cierra como una rosa
Con el atardecer
Y plancha toda su ropa
Para no enloquecer...
La consentida se ofende fácil
Y te va a desafiar,
No te le acerques si anda buscando
Alguien con quien pelear...
Quizá algún día rompa el estigma
Para reconocer
Que al fin y al cabo, después de todo
Su enojo fue infantil......