Share

Jeites

Triste y melancólica

Aunque queden cosas buenas por vivir
y se abran más heridas que sangrar.
Lo que sea que pasó no nos pasa nunca más.
Es la forma que eligió la vida.

Yo me arranco lo que me quedó de vos
escribiéndote canciones sin parar.
Porque es lo único que sé, es mi forma de llorar,
por los ojos nadie me quiso enseñar.

Y estás ahi en mi lagrimal como quien espera un tren.
Empapando con tu voz, triste y melancólica,
las canciones que aprendimos a cantar.

Te destierro de mi pobre corazón en las horas de rencor y ansiedad.
Suspirando una canción y tratando de llorar por los ojos como la gente normal.

Y estás ahí en mi lagrimal como quien espera un tren.
Empapando con tu voz, triste y melancólica, las palabras que ya no me decís más.

Y al final llegará la calma.
De aceptar, olvidar y empezar de nuevo.

Solita ahí en mi lagrimal, como quien despide un tren.
Esfumándose en la gris sombra de la distancia las palabras que ya no me decís más.
Susurrando dulcemente las canciones que aprendimos a cantar.
Te libero de mi pobre corazón.