Share

Rodrigo Soler

No entiendo

No entiendo, no puedo ni respirar,
me conformaré mirando a tus balcones,
las persianas me dirán lo que me dirán,
y mi mente sacará sus conclusiones.

No entiendo, no puedo ni respirar,
salgo a por tabaco y paso por tu casa
para ver si puedo verte irte o llegar,
o me entero un poco más de lo que pasa.

No entiendo… No entiendo… No entiendo nunca nada.

No entiendo, no puedo ni respirar,
cada vez que suena el móvil me asesina,
me debato entre olvidarte, irte a buscar,
o tragarme un frasco entero de aspirinas… No.

No entiendo qué hacés cuando te escapás,
y con chanclas corro mucho más que antes,
cuando más te necesito, vas y me olvidás,
¿Por qué coño ahora serás tan importante?

No entiendo… No entiendo… No entiendo nunca nada.
No entiendo… No entiendo… No entiendo nunca nada.

No entiendo, no puedo ni respirar…
No entiendo, no como ni duermo más…
No entiendo, me quedo hasta las seis de la mañana fumando en la ventana…

No entiendo este juego si no hay final,
nos quedó un viaje pendiente a alguna playa,
ahora sos la consentida de Tribunal,
y en lugar de a cuadros me dejás a rayas.

No entiendo, no como ni duermo más,
mi cabeza se llenó de paranoias,
las mentiras piadosas se te dan bastante mal,
vaya mierda de final para esta historia.

No entiendo… No entiendo… No entiendo nunca nada.
No entiendo… No entiendo… No entiendo nunca nada.