Share

Perez

El mutante

Dejó su piel en la sala de estar;
ya no necesita simular.
Después salió por la puerta de atrás;
La ciudad lo mira un poco mal.

Se cansó de dudar y saltó al mar

Buscó esa tarde un lugar para estar;
el sol se escondía.
Cambió su piel en el baño de un bar.
Los peces lo miran un poco mal.

Se aburrió de esperar y saltó al mar

Y ya no despertó.
Su sueño acuático y veloz.
Descansa debajo de la cruz del sur.

Se llevan las montañas
Debajo de la cruz del sur.