Share

Javier Calamaro

No le tengo miedo a la muerte

No le tengo miedo a la muerte, me parece que es inevitable
Cada amanecer siento que le gano un día
Y mientras tomo otro whisky me cago de la risa de la parca
Y me pongo insolente; siento que con el whisky en la mano soy Piluso
Un Quijote que en vez de molinos, atraviesa amaneceres
Y en vez de que ladren perros, son mis amigos locos, borrachos y sarteneros
Que me alientan a verme a quedarme a ver el nuevo día.
Y con mi gomera de Piluso me animo a la parca y a cualquier misterio puto que me
Quiera llevar de esta vida, que está buenísima.
Así que ya sabes muerte, me chupas un huevo. La vida es afano.