Share

Javier Calamaro

El resto de mis días

Quiero congelar este momento
Que todo sea perfecto como lo vi al nacer
Y no pensar jamás en lo que pudo ser.
Yo solo quiero vivir como si fuera el último minuto...
¡Que importara el después!
Salto sin mirar si abajo hay una red.

Y vivo sin pensar en el resto de mis días
Y todo el tiempo encuentro algo en que creer.
Cada amanecer es un punto de partida
Porque cada día muero y vuelvo a nacer.

Cuando los cables se me cruzan
Hay niebla en la avenida de la felicidad...
Ya sabes, no hay otro día que perder.
Mientras el tiempo se escurre entre mis dedos
A veces nos perdemos, nos volvemos a encontrar
Sin pedir perdón, sin mirar atrás.

Y vivo sin pensar en el resto de mis días
Y todo el tiempo encuentro algo en que creer.
Cada amanecer es un punto de partida
Porque cada día muero y vuelvo a nacer.

Estoy parado en el medio de la vida...
Y aquí yo me siento muy muy bien.