Share

Javier Calamaro

Cuatro rosas y una vela

Nos tropezamos en la calle de los sueños rotos
donde el sol derrite el hielo de la gente
yirando entre esos tontos que condenan a los locos
te perdías, entregada a la corriente.
Tu corazón suicida no encuentra la salida
y estas cansada de buscar.
Te quiero aunque creas q no hay nada en qué creer
te quiero aunque estés loca de atar
Aunque ya no tengas nada que perder
que no puedo imaginarme la vida si no estas
Si alguna vez volvemos a dormir
tal vez no vuelvas a sufrir
tal vez prefiera enterrar
el tiempo que vivimos sin soñar.
Buscabas un consuelo aunque sólo sea un placebo
y en silencio me robaste un quitapenas
No puedo prometerte refugio para siempre
sólo tengo 4 rosas y una vela
Tu corazón suicida no encuentra la salida
y estas cansada de buscar...