Share

Antonio Birabent

No es tarde

Hay ruidos en la ciudad, fragmentos de oscuridad, las luces parecen ser destellos de más acá. Antenas de transmisión se elevan en soledad, es falsa la gran ciudad: se extiende un poco más. María se quiere ir, Fernando no sabe estar. Estrellas difuminadas los acompañarán. Hay ruidos en la ciudad, motores como un rumor, qué máquinas moverán, quién los parará. Palabras de esclavitud, que reinan la gran ciudad, hay claves que nuestras vidas nos muestran. Hace cuanto que no las ves, decímelo por favor, ahora mismo podés. No es Tarde.