Share

Negro Flúo

La playa

La arena es el dueño,
la arena es el sueño,
la arena es el dueño...
la calma sutil del mar es la almohada.

El viento es silencio,
el sol y su tacto,
el viento es silencio...
las olas abrazan la entrada en el templo.

La playa va avanzando;
la playa sigue entrando.

Viviendo el sonido cuando rompen.