Share

La Franela

Mareo

Cuando te veo llorar,
mi mar vuelve a agitarse y me mareo;
le pido al sol que vos, por mí,
quieras reír el muelle entero.
La noche es todo, mi amor,
y no podemos ahogarla
ni en el llanto ni en el dolor
somos lo que te pasa.
Cuando te veo llegar,
mi bar vuelve a alegrarse y me mareo;
le pido al ron que vos, por mí,
quieras reír el día entero.