Share

Quiero a tu madre

Cazador

Estoy mirando tu cara, no puedo esperar.
Estoy mirando tu cuerpo, ya voy a saltar.
No escapés de mí,
la vida es así:
un puñal.

Tus manos ya no me alcanzan, algo se rompió.
Tus labios están sellados, nadie te escuchó.
Tu calor se fue,
mi dolor también
se acabó.