Browse By

Quiénes son: Surfing Maradonas

El Under, más allá de ser el negativo del mainstream es, ante todo, una actitud. ‘Surfing Maradonas’ es de ese Under, con mayúsculas: un Under de empuje, lucha constante, amistad, proyectos en conjunto, agradecimientos y reconocimiento sincero a sus pares. Un Under que siempre va para adelante. Y, encima, le ponen buena música.

Surfing_Maradonas-500x371

El dúo de San Justo formado por los hermanos Esteban y Fochi Fernández (O Esteban y Fochi Maradonas, guitarra y voz, y batería respectivamente) es una de esas bandas que le dan verdadero sentido a la escena subterránea nacional: shows en lugares chicos, mano a mano con quien esté adelante, pero con esa energía que le quedaría grande a cualquier estadio. Ese empuje que, en muchos casos, escasea entre los que llenan los principales recintos del país.

Son un dúo. Podrían ser un trío, sumando un bajo, o hasta un cuarteto. Podrían, pero cuando probaron los temas a guitarra y batería, cerró. Y son un dúo. Alcanza y sobra.

¿Por qué ‘Surfing Maradonas’?

Esteban: ‘Maradonas’ porque cuando pensamos en el concepto del rock, se nos viene en mente el Diego. Debe ser el tipo más rockero del país, lejos. Y lo de ‘Surfing’ porque sonaba bien, qué se yo (risas)

¿Cómo definen el estilo de la banda?

Somos un “power duo”, y apuntamos al stoner y al alternativo, entre otras cosas.

¿Cuáles son sus principales influencias?

De afuera podrian ser Los Stooges, Nirvana, Pixies, Sonic Youth, algo de Sabbath, Kyuss, Queens Of The Stone Age, Butthole Surfers, Fu Manchu, Blur. De acá serían Los Brujos, Los Natas, algo de los Kuryaki y los Babasónicos – cuando la bardeaban, allá por los ´90 – y, sobre todo, las bandas con las que compartimos el under, de las que se aprende muchísimo: Riphle, Tormentas Solares, Los planeta Rojo y Queimada, por nombrar algunas.

Surfing Maradonas se presentará el 5 de abril en Bar Cultural El Barco, Río de Janeiro 1078, CABA

Tienen un disco, ‘Mal Augurio’, y están metiéndose en el 2do ¿Cómo es trabajar en ‘Surfing Maradonas’?

De trabajar no te podría decir mucho (risas). Ensayamos y grabamos en Dirty Home-Studio, el estudio que se armó Fochi. Está genial, comodísimo. La composición parte de alguna idea que se me ocurre en la viola, a veces es la viola y la letra, y le terminamos de dar la forma cuando ensayamos con la bata. Ahí el tema termina de ser lo que es. Muchas veces el resultado es muy diferente a lo que en principio había hecho yo solo con la guitarra. Eso esta bueno.

Al ser dos no hay quien desempate. ¿Cómo resuelven las diferencias musicales?

Creo que no tenemos diferencias musicales, tratamos de sumar: “che, ¿escuchaste tal banda?”, “a ver, pasame el disco del flaco ese que toca tal cosa”. Y cuando tocamos nos damos cuenta rápidamente si lo que estamos haciendo va para donde queremos o no. No necesitamos discutirlo mucho, por suerte.

Estuviste en bandas de formación más ‘tradicional’. ¿Es más complicado componer para sólo batería y guitarra?

Es más “fácil” manejarse a nivel grupo solamente con tu hermano que con más personas. Pero en cuanto a la composición no creo que sea más complicado. Es diferente.



¿De qué hablan las letras de ‘Surfing Maradonas’?

Tratamos de limarla y que sean letras divertidas, sin perder algo de oscuridad. Recurrimos a lo mitológico, mucho OVNI, bichos y gente corriendo. Ruido, bardo, quilombo (risas)

¿Algún tema preferido en ‘Mal Augurio’?

En este momento me gusta mucho “Aborigen Infernal”, pero la gente que pudo escucharnos nos dice que les cabe mucho “Higher Warrior”.

¿Qué canción creen que representa mejor a la banda?

Creo que “Los Gigantes”, es furiosa y densa, oscurita.

¿Qué pueden adelantar del próximo disco?

Es la segunda parte de una trilogia que esperamos completar en algún momento. Cada disco viene con 6 tracks, deberíamos tener en algún momento 3 discos de 6 temas cada uno, o sea: 666. El segundo disco mantiene el concepto del anterior, inclinado un poco más a una viola densa, saturada, grave. Queremos que ruja, estuvimos buscando ese sonido.

Vienen surfeando el Under hace rato ¿Cómo ven la escena local?

Como todo lo que es local y autogestionado o independiente, está jodida. Pero hay bandas del Under que te vuelan la peluca y no tienen nada que envidiarle al mainstream nacional. Si me das a elegir entre un show internacional y una buena fecha del under local, voy a lo segundo de cabeza. Es otro mambo, no tiene nada que ver. Yo la paso mil veces mejor en el under con bandas como Nave Hogar – Fochi es el batero tambien -, Esquizofrénicos, Los Octopus, Los Pastos, Zoas, La Amnesia, Evil Cannibal, Apolo Rixi, Emma Shaka, Aspahlt Surfers, etc. Tuvimos la suerte de que nos invitaran a tocar de muchos lugares, como a Paraná por parte de Limones, o a Bahia Blanca, gracias a Doctor Simio.

¿Qué creen que aporta ‘Surfing Maradonas’ a la escena nacional?

No sé, no me lo puse a pensar porque tocamos para pasarla bien y que los que nos escuchan y nos vienen a ver también la pasen bien. Quizás aportamos eso: pasarla bien. Al menos lo intentamos.



Todo lo que hacen lo hacen de manera independiente ¿Cómo es moverse así en una escena donde el que no está auspiciado por grandes medios la tiene que remar el triple?

¡Una cagada! (risas). No, qué se yo, hay un montón de gente que te apoya y te da una mano. Tanto de las bandas de las que somos amigos como la gente que se junta y arma un sello o un colectivo artistico. Nosotros, por ejemplo, estamos en Discos Dojo, gente con la mejor onda y que apunta a la difusión y a que se armen cosas copadas. Otros sellos que te puedo nombrar, que le ponen todo, pero todo el huevo, es Black Fish o Rac Rac – de Bahia Blanca – ¡Los que sólo van al mainstream se lo pierden!

¿Cómo es un vivo de ‘Surfing Maradonas’?

¡Tenés que venir y sacar tus propias conclusiones! Tratamos que todos la pasemos bien. Tenemos un objetivo claro en el vivo: sonar lo mas fuerte y furioso posible. Cuando la gente esta en ese mismo mambo y se arma un pogo, sentimos que la tarea esta cumplida. Nos gustan los lugares chiquitos, sin escenario en lo posible, para que tanto los que tocamos como los que escuchan seamos parte de una misma cosa, que no sabemos qué es.

¿Cuándo podemos verlos en vivo, vivir eso con Surfing Maradonas?

Ahora estamos grabando y vamos a parar. En abril arrancamos devuelta a tocar en vivo.

¿Qué sigue para ‘Surfing Maradonas’?

Seguir tocando y pasándola bien. Haciendo cada vez mas amigos, que es lo mejor de todo esto.