Browse By

Ciro y Los Persas, bajo la lluvia de Rosario

La banda liderada por el ex Los Piojos sorteó las inclemencias del tiempo y concretó un show de más de dos horas y media, el pasado sábado en el Anfiteatro Municipal.

Ciro en vivo. Foto de archivo: Facebook del artista

Ciro en vivo. Foto de archivo: Facebook del artista

El amague de la lluvia hizo dudar a más de uno. Las redes sociales de los organizadores del evento siempre tuvieron la predisposición para aclarar que el show se hacía y también Andrés Ciro y su grupo no dudaron en congraciarse con todo ese público itinerante -y local- ya que la decisión de tocar fue irrevocable.

La música de Los Persas arrancó puntual, apenas pasados los 20 minutos pactados en el ticket. Cuando el agua que caía del cielo molestaba a tientas ya sonaba “Antes y después”. Al primer hit post-Piojos lo siguió una de las tantas que hubo de la banda de El Palomar. Con “Esquina Libertad” se abrió un combo intercalado de canciones de la de ex banda de Andrés Ciro con algunos lados B como “¿Qué decís?” y otras bien recitaleras como “Pistolas”, apoyada en la armónica mordaz del carismático líder persa.

La lista tuvo un puñado de los dos discos solistas de Martínez (“Servidor”, “Vas a bailar” y “Banda de Garaje”, de Espejos; “Astros”, “Mirenla” y “Barón Rojo” de “27”, entre otros) y varios clásicos piojosos como “El farolito” y “Como Alí”. La pantalla gigante de alta resolución fue un soporte muy entretenido de esas canciones con clips en los que Ciro siempre es protagonista y aprovecha esa faceta actoral que tan bien le queda.

El concierto llevaba más de dos horas y la lluvia se hacía incesante. Las ráfagas en el cielo no apichonaron al público que ante el aviso de que quedaban tres canciones para evitar accidentes protestó, entendió y siguió disfrutando lo que le quedaba al recital. De hecho el mismo Ciro aprovechó la “mala noticia” para en un paso de comedia bromear con la gente por la “amenaza” de que todo iba a culminar.
El mal tiempo no colaboró con la voluntad de Ciro para tocar –como suelen hacerlo en Rosario- casi cuatro horas pero fue una noche completa y con una banda sumamente aceitada. Juan Ábalos, Rodrigo Pérez, Lulo Isod, Nico Raffetta y Broder Bastos dieron una actuación impecable y en una especie de intervalo musical, se despacharon con un medley instrumental muy virtuoso. También hubo zapadas e improvisaciones en vivo con una sincronización incuestionable.

Los Persas ahora no suenan rioplatenses sino más stones y filosos. Definitivamente rockeros. En Rosario hubo ganas de más pero el clima no lo permitió. El entusiasmo quedó a flor de piel y todos ya piensan en el placer de volver a verlos otra vez. Mientras, Ciro volvió a escena para darle un toque épico a la noche y despedirse con el Himno Nacional sonando en su armónica