Browse By

Científicos del Palo y su recorrido por la historia argentina

Enorme gesta artística de este trío marplatense que decidió hacer un tratado musical de la historia argentina desde las invasiones inglesas y la Revolución de Mayo hasta este siglo XXI, tomando distancia de las tendenciosas narraciones históricas que propusieron Domingo Faustino Sarmiento y Bartolomé Mitre, entre otros.

la histeria

Con prologo de Felipe Pigna, el guitarrista, vocalista y letrista de la banda Pepo San Martín, eligió pararse en la línea trazada por José María Rosa, Osvaldo Bayer, Norberto Galasso, Fermín Chávez, Arturo Jauretche y el propio Scalabrini Ortiz.

“Pepo” eligió una línea nacional y popular, donde se mezclan sus posturas cercanas al peronismo y a la izquierda argentina, para realizar un trabajo descomunal tanto desde lo intelectual como en el arte del disco que viene en formato de libro y que conto con interesantes ilustraciones de Fernando Gómez.

Además y como instructivo incluye pies de página, que ilustran a los más jóvenes con la aclaración de términos de época, ampliación de la información de datos y episodios trascendentales de la historia argentina.

Además el trabajo del libro incluye una cronología de los presidentes argentinos, incluyendo los de facto, un raconto de hechos trascendentales desde 1810 hasta la fecha y un perfil de presidentes, figuras y próceres desde los integrantes de la Junta de Mayo hasta llegar a Cristina Fernández de Kirchner, pasando por Hipólito Yrigoyen, Leandro Alem, Eva y Juan Domingo Perón.

La toma de posición de los Científicos del Palo, una actitud honesta en un genero como el rockero que suele jugarse muy poco en temas políticos, se puede notar en canciones como “Civilización o Barbarie”, donde dan contestan la postura de Sarmiento con un “Civilización o Barbarie, serás terrateniente o no será nadie, Civilización o barbarie serás terrateniente o serás salvaje”.

El grupo recuerda de esta manera la carta pública que Sarmiento le escribió a Mitre en septiembre de 1861 donde le recomienda “no trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla incivil, bárbara y ruda, es lo único que tienen de seres humanos”.

“Tengo odio a la barbarie popular… La chusma y el pueblo gaucho nos es hostil… Mientras haya un chiripá no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad?. El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden”, son algunas de las terribles frases que Sarmiento le dedicó al gaucho en su carta a Mitre.

A lo largo de las 16 canciones, los Científicos del Palo trazan una línea con la que castigan la Campaña al Desierto de Julio Argentino Roca y reivindican a los pueblos originarios, ponderan la figura de Juan Manuel de Rosas, repudian la década infame, rescatan la figura de Juan Domingo Perón y de Eva Duarte y al revolución Popular del 17 de octubre, también desprecian la “Teoría de los dos Demonios”.

Condenan a Galtieri, ponderan el regreso de la democracia, se plantan de pie y resisten al modelo neoliberal de Carlos Menem, Fernando De la Rua y Domingo Felipe Cavallo, y rescatan la recuperación del rol del Estado como eje y organizador de las políticas que le brindan un bienestar a la sociedad, alcanzado durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Desde lo musical, el grupo va del rock power de un trío, a un funk a lo Divididos o a los viejo Red Hot Chilli Peppers y por momentos y debido a la necesidad de que las letras no sufrieran modificación alguna, se mete en un camino progresivo muy elaborado.

Esta característica se percibe desde la primera canción “La Revolución de Mayo” que se inicia en formato de canción recitada que luego tiene momentos bien power y que deriva en momentos de rock progresivo.

“El abogado” que hace referencia a Manuel Belgrano es un momento bien power, con ciertos toques de funk y metal, bien al estilo Chili Peppers, mientras que “El masón”, donde el trío elogia a San Martín es una canción a medio tempo, con un gran trabajo del bajista Popete Andere y el baterista Sebastián Quintanilla, que sobre el minuto final eleva su intensidad y nuevamente el trío pone a juego su poder.

Mientras que “Los Padres de los pobres”, donde se elogian a los caudillos que enfrentaron al Ejercito español desde Artigas hasta Güemes, tiene un aire calmado y acústico, pero la locura funky y hard rock emerge nuevamente en “El Restaurador”, donde Los Científicos del Palo rescatan la figura de Juan Manuel de Rosas.

En este complicado entramado musical, el grupo decidió adrede que “Civilización o Barbarie” será el tema más FM, más radiable, con más formato de single tradicional, con un estribillo simple, fácil de digerir y repetir, para cuestionar la “guerra intelectual contra el gaucho y el criollo”, desatada por Domingo Faustino Sarmiento.

“Una roca en el desierto” donde el grupo cuestiona el genocidio de pueblos originarios a manos de Julio Argentino Roca, ingresa en los oídos y arrasa como la carga de un malón araucano, feroz y rebelde, en la que los Científicos dejan en claro su respeto y admiración por Divididos.

“La Patria Liberal” tiene aires más acústicos y folclóricos en sus inicios, aunque sufre cortes bien eléctricos y poderosos, para luego retomar el aire más campestre, situación que cambia drásticamente en “Del fin del fraude al fraude infame” que es más progresiva y aguda.

“La Jefa Espiritual” dedicada a Eva Duarte de Perón tiene aires más épicos, bien rockeros, con buenos arreglos de voces y gran trabajo instrumental.

Mientras que “Un solo demonio” abre el capitulo folclórico-rockero del disco para referirse a la última dictadura militar y continuar en “NO es lo mismo un balcón que un bombardeo”, donde describen su postura frente al represor Leopoldo Fortunato Galtieri y la Guerra de Malvinas.