Browse By

Barco arriba al Vorterix y pisa fuerte en la escena actual

Con un nuevo disco bajo el brazo y una reciente nominación a los Premios Gardel, la banda compuesta por Alejandro Álvarez (voz y guitarra), Justo Scipioni (bajo), Francisco Álvarez (batería) y Ramiro Cremona (sintetizadores), se prepara para desembarcar por primera vez en el emblemático teatro de la calle Lacroze.

Barco. Foto: Guido Adler

El 2017 se perfila como un gran año para el cuarteto, oriundo de zona norte, que está listo para enfrentarse a sus mayores desafíos. Estuvimos conversando con Ramiro Cremona quién nos relata cómo se encuentran viviendo este alucinante momento en sus carreras y nos adelanta qué va a pasar éste sábado 20, en el Teatro Vorterix.

Haciendo un poco de memoria, el éxito de “Antes del desmayo” fue abismal. ¿Hubo mucha presión a la hora de componer un nuevo material?

Ramiro: La verdad que no. Estamos agradecidos de lo que pasó y todo lo que nos dio ADD, pero EES se encaró de manera natural, con un poco más del vibrar de la sala, y lo que iba saliendo, sin pensarlo tanto.

“Era, es, será”, compositivamente es muy distinto al EP anterior. ¿Cuesta no perder la impronta?

Ramiro: Tratamos de que no se pierda la autenticidad, que para nosotros es un norte y algo que creemos que vamos desarrollando cada vez más y esperamos nunca perder, más allá de las influencias.

En ésta oportunidad no trabajaron con productor, quizás de haberlo hecho ¿temían que los llevara por otro rumbo?

Ramiro: No. Se dio de este modo, natural, porque veníamos trabajando con un grupo de canciones a las que nosotros le dimos muchas vueltas y las sentimos listas y eso era lo que queríamos mostrar en este momento.

Héctor Castillo, quien ha trabajado con grandes como Bowie, Cerati y Lou Reed fue partícipe de éste disco. ¿Qué les aportó la experiencia?

Ramiro: Sí. Y Un sonido extraordinario. ¡Una bomba! Héctor es un número 1 mundial y el haber tenido la posibilidad que nuestras canciones pasen sus orejas fue todo un honor. ¡Estamos muy agradecidos!

¿Qué se siente para una banda que aún oscila entre los pasajes del under presentar su disco en un teatro tan imponente como el Vorterix?

Ramiro: Es un desafío más. Un placer. Lo tomamos con mucho compromiso y mucho laburo. Para dar un show a la altura de las circunstancias. Estamos trabajando para que sea una noche especial.

¿Cómo se preparan para dicho show el próximo sábado 20? Con qué se va a encontrar el público?

Ramiro: Se va a encontrar con el show más potente a todo nivel que hayamos hecho. Con un show un poco más largo de lo habitual. ¡Un show muy divertido y caliente!

¿Por qué dicen que es un espectáculo que “va mucho más allá de la presentación de Era, Es, Será”?

Ramiro: Porque vamos a mostrar nuestra historia. “Era es será”, y todo lo que hicimos antes. Va a ser una fiesta única.

Éste año, además del Vorterix, cuentan con una importante nominación a los premios Gardel (como Mejor álbum grupo pop) y compiten con bandas de trayectoria como Los Tipitos y Estelares. ¿Qué se siente llegar a esos premios?

Ramiro: Muy felices. Es un reconocimiento que nos alegra mucho y que agradecemos. Siempre es placentero que se reconozca el laburo de uno. Desde ese lugar lo tomamos.

¿Qué proyectos tiene Barco para el resto del año?

Ramiro: Tocar mucho. Crecer. Giras por todo el país. México, El Salvador, Chile, Colombia. Hay mucho por venir, y estamos preparándonos para todo eso.